La presente guía constituye una ayuda para realizar una inspección técnica y elaborar el correspondiente Certificado de Eficiencia Energética, que contiene información sobre los siguientes aspectos:

  • Estado de conservación de los elementos constructivos e instalaciones
  • Accesibilidad de los espacios comunes del edificio
  • Comportamiento energético del edificio.

Proceso certificador energéticoEn este último caso, se hace imprescindible identificar cada uno de los elementos constructivos que componen la envolvente térmica, así como sus correspondientes características. De todas ellas, a los efectos de este documento, interesan especialmente los datos necesarios para poder determinar la transmitancia térmica de cada uno de los elementos constructivos de la envolvente, así como las infiltraciones de aire a través de los huecos. No se contempla la caracterización de las instalaciones térmicas del edificio debido a la gran variabilidad que presentan dentro de un mismo edificio, pero si se han considerado unos sistemas estándar para poder efectuar la evaluación.

Como ayuda a la identificación de las características de los elementos constructivos de la envolvente térmica del edificio en su estado actual, se ha elaborado el Catálogo de Soluciones Constructivas para la Rehabilitación, que incluye tanto los tipos y las características de los elementos constructivos más frecuentes en el periodo comprendido entre los años 1940 y 1980, (fachadas, cubiertas, particiones y huecos), como las posibles soluciones a las que se puede optar para mejorar las prestaciones térmicas de la envolvente del edificio y, en definitiva, reducir su demanda energética y sus emisiones de CO 2.

Para facilitar la elaboración del certificado energético se ha diseñado una aplicación informática que permite introducir todos los datos que recoge el técnico inspector sobre el estado de conservación del edificio y los correspondientes a la evaluación energética del mismo. El motor para efectuar este último análisis está basado en el módulo de cálculo de una herramienta informática, gracias a la cual se puede cuantificar la demanda energética y las emisiones de CO 2 que el edificio inspeccionado está generando en su estado actual y además orientar sobre cuáles generaría con futuras intervenciones de mejora en la envolvente o en instalaciones.

Estructura y etapas de la certificación energética

El procedimiento para una certificación energética está estructurado en una serie de fichas de contenido general, administrativo y técnico. Éstas últimas están ordenadas según los elementos arquitectónicos que componen el edificio. Con el fin de agilizar el proceso de redacción del certificado energético y facilitar la recogida y posterior análisis de la base de datos generada, la cumplimentación de las fichas se ha planteado mediante una aplicación informática.

El desarrollo de la inspección se basa en un muestreo representativo del conjunto del edificio atendiendo tanto a sus elementos constructivos e instalaciones, para detectar posibles lesiones y evaluar energéticamente el edificio, como a los elementos espaciales implicados en las condiciones de accesibilidad del mismo. Estos elementos arquitectónicos son los siguientes:

  • Elementos constructivos
    • Fachadas
    • Huecos
    • Otros muros
    • Cubiertas
    • Techos
    • Suelos
    • Cimientos y Estructura
  • Instalaciones
    • Suministro de agua
    • Evacuación de agua
    • Suministro eléctrico
  • Elementos espaciales relevantes en la accesibilidad del edificio
    • Escaleras
    • Ascensores
    • Pasos y espacios de maniobras

El procedimiento para la elaboración de un certificado de eficiencia energética se desarrolla en varias etapas, indicadas según los epígrafes siguientes:

  • Obtención de datos previos
  • Reconocimiento visual
  • Caracterización de la envolvente térmica del edificio
  • Evaluación del edificio
  • Propuesta de actuaciones.

Proceso certificador energético