Tipos de actuaciones y plazos.

Esta guía no propone la utilización de procedimientos de inferencia que, combinando los resultados de la inspección visual, proponga de un modo determinista las actuaciones sobre el edificio. Sí pretende constituir una herramienta de ayuda para el técnico en su toma de decisiones posteriores.

Evaluación estado edificio – certificado energéticoHasta ahora, la información que se ha generado durante el reconocimiento visual hace referencia a las lesiones identificadas y al estado de conservación de cada uno de los componentes de un elemento constructivo. También se han detectado posibles barres arquitectónicas en los desplazamientos verticales y horizontales en materia de accesibilidad. Todos estos aspectos han sido evaluados por el técnico y, posteriormente, ha de proponer una serie de posibles actuaciones, así como los correspondientes plazos orientativos de ejecución, según el indicador AP.

– Actuación de mantenimiento MNT.

Se incluyen aquí los elementos que no presentan anomalías, o que presentan lesiones aparentes no generalizadas, con una calificación de daño en materiales como despreciable o con un estado de conservación bueno, de modo que se considere que en su conjunto no afectan a la durabilidad a medio plazo. Se recomienda la inclusión en el Informe de instrucciones sobre actuaciones de uso y mantenimiento del edificio.

– Intervención a medio plazo INTm.

Se incluyen aquí los elementos que presentan anomalías o lesiones aparentes medianamente generalizadas, con calificación de daño en materiales como bajo o con un estado de conservación deficiente o malo, de modo que se considere que en su conjunto no afectan a la durabilidad a corto plazo.

– Intervención urgente INTu.

Se incluyen aquí los elementos que presentan lesiones aparentes generalizadas, con calificación de moderada o alta, de modo que se considera que en su conjunto afectan a la durabilidad a corto plazo, y que, consecuentemente, requieran una intervención urgente.

En el caso de detectar lesiones importantes en la estructura del edificio, el inspector podrá recomendar la realización de una Inspección y Evaluación Preliminar, según el procedimiento IPE, en el menor plazo posible. Deberá tomar las medidas oportunas que garanticen la estabilidad de las piezas afectadas y la seguridad de los usuarios, como apuntalamiento inmediato de algún elemento de la estructura, vallado de determinadas áreas, … para evitar riesgos. La determinación de las operaciones de intervención se llevará a cabo mediante el oportuno proyecto posterior.

Si durante el transcurso de la inspección el técnico detectara alguna situación de riesgo inminente, el inspector indicará las actuaciones de carácter urgente a establecer y deberá cumplimentar la correspondiente “Comunicación de riesgo inminente”, incluida en el Anejo de Fichas del Informe de Conservación del edificio y Evaluación Energética, del presente documento. Sehará llegar una copia a la propiedad y otra al Ayuntamiento correspondiente, sin esperar la conclusión del informe, para que se tomen las medidas necesarias.

Las decisiones adoptadas deben incluirse dentro del apartado de conclusiones. Con los datos, los índices, las calificaciones obtenidas y los tipos de actuación decididos, se da por concluida la inspección y se procede a la redacción del informe.

Toda la información plasmada según unos indicadores AP para cada uno de los componentes de un elemento queda agrupada en las FICHAS nº 2 del acta final, lo cual ofrece al técnico tener una idea general del estado de conservación del edificio y permite la toma de decisiones con más criterio de cara a establecer las actuaciones finales y sus respectivos plazos por cada grupo de elementos.

Orden de intervención

Con el fin de garantizar una coherencia técnica en la futura intervención del edificio, el inspector recomendará un orden de intervención de las actuaciones propuestas sobre cada grupo de elementos, atendiendo a toda la información generada, y deberá justificar los criterios seguidos para establecer dicho orden, a modo de conclusión general de la inspección efectuada.

Estas decisiones quedan reflejadas en las FICHAS nº 2 del acta final.

Evaluación eficiencia energética

Evaluación del estado actual de demanda energética y emisiones de CO 2 .

Evaluación estado edificio – certificado energéticoEl programa informático ICE cuantifica la demanda energética y emisiones de CO 2 que el edificio en su estado actual está generando. Para ello, el ICE incorpora como motor de cálculo interno el programa CERMA-[R] 19 . Este instrumento es una herramienta informática basada en un procedimiento para la estimación de la calificación de eficiencia energética en edificios de viviendas existentes.

A partir de datos de entrada sencillos se obtiene la demanda anual de energía de calefacción, refrigeración y ACS del edificio en su estado actual.

Además, la simulación completa del edificio en su estado actual, considerando unas instalaciones estándar por defecto, permite obtener otros datos para la evaluación energética del edificio: consumo de energía anual (kWh/m²) de calefacción, refrigeración y ACS; emisiones anuales de CO 2 (kg/m²) por calefacción, refrigeración y ACS.

Desde el punto de vista del diseño energético el programa permite evaluar a qué elementos es debida la demanda energética existente y por tanto “estimar” la aportación de CO2 que se emite debido a cada uno de dichos componentes. Todo ello facilita el conocer de una manera “cuantificada” dónde y cuándo se puede ahorrar.

Propuesta de actuaciones para mejorar la eficiencia energética del edificio

El uso de esta herramienta permite el análisis energético de las posibles actuaciones a realizar por el proyectista.

Por una parte, el programa propone, de una manera sencilla, diferentes situaciones de mejora (estándar), con una previsión del comportamiento del edificio/sistema ante esas diferentes mejoras referidas al edificio (aislamientos, vidrios,..). Esto permite analizar la repercusión de estas mejoras estándar en la producción de emisiones de CO 2 . Este análisis supone la rápida ejecución de un conjunto elevado de simulaciones.

Por otra parte, al ofrecer de forma detallada las emisiones de CO 2 asociadas a elementos constructivos, ventilación, puentes térmicos y otras cargas, se puede analizar las repercusiones de cambios en dichos elementos, detectar cuáles son más sensibles a mejorar debido a su influencia sobre el conjunto, etc. y tomar decisiones de mejora que incidan directamente en la reducción de las emisiones de CO 2 .

El detalle de toda esta información queda reflejado en las FICHAS nº 2 de actas finales.

El fichero generado por el programa ICE, puede ser ejecutado con el software CERMA [R]. Ello permite que, en una futura intervención, a partir del análisis energético efectuado con el ICE, el proyectista pueda recuperar todos los datos acerca del estado actual del edificio y, a partir de ahí,plantear y cuantificar aquellas mejoras más eficientes para el correspondiente proyecto de rehabilitación energética.

La herramienta “comparativa” dentro de CERMA-[R] analiza los cambios más significativos entre el edificio existente y el edificio mejorado, tanto a nivel descriptivo de envolvente e instalaciones como desde el punto de vista de análisis energético.

Evaluación estado edificio – certificado energético