Tecnologías de calefacción de alta eficiencia energética

Tras la crisis energética de mediados de la década de los 70 surgió la necesidad de crear calderas que redujeran considerablemente las pérdidas y en consecuencia aumentasen el rendimiento. Hasta ese momento, la tecnología del momento impedía que las calderas existentes, Calderas Estándar, adaptaran su temperatura de funcionamiento a las necesidades reales de la instalación, o mejor dicho, a la demanda real. No era extraño hablar de temperaturas de ambiente muy elevadas en el interior de los edificios en pleno invierno, e incluso de aliviarlas mediante la ventilación natural, es decir, abriendo las ventanas.

Calefacción eficiencia energética, Tecnologías de calefacciónPara entender adecuadamente los beneficios que reportan las tecnologías en calefacción más eficientes de Europa, las Calderas de Baja Temperatura y de Gas de Condensación (según Directiva Europea de Rendimientos 92 / 42 / CEE), conviene antes recordar algunos detalles de interés:

  • La temperatura exterior de diseño de las instalaciones se alcanza durante muy pocas horas al año en temporada y horario de calefacción.

A título de ejemplo, contando que la temperatura exterior de diseño de las instalaciones de calefacción en Girona es de – 3,4 ºC y que la media en el período comprendido entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo en la franja horaria de 9,00 h a 23,00 h es de 12 ºC, no resulta difícil comprender que si las instalaciones se diseñan para temperaturas tan bajas, cuando éstas son más benignas, las necesidades de calor de los edificios son evidentemente menores.

  • Para elevar la temperatura ambiente de un edificio en 1 ºC, el consumo de combustible se incrementará entre un 6 y un 8 %.

Con esta información podemos comprender fácilmente por qué la temperatura ambiente en los edificios era tan elevada – no era extraño alcanzar temperaturas ambiente sobre los 27 – 28 ºC – y por qué el consumo de combustible era igualmente, tan alto. Si se considera una temperatura ambiente de confort entre 20 y 22 ºC como adecuada, mantener los 27 ó 28 descritos, implica un despilfarro de combustible de en torno a un 50 % e incluso superior, a todas luces una absoluta aberración.

Calefacción eficiencia energética, Tecnologías de calefacciónPor otro lado el Sol nos regala su energía en forma de luz y calor. Hoy, una tecnología establecida, eficiente y no contaminante nos permite utilizarlo para iluminar y calentar nuestras casas y negocios reduciendo los consumos energéticos para la producción de agua caliente sanitaria, la calefacción, el calentamiento de piscinas y la climatización. Su utilización se justifica no sólo en el ahorro energético y la rentabilidad del usuario sino que además contribuye al bien común: la mejora de la calidad del aire de las ciudades y del país; la rentabilidad macroeconómica por el uso de recursos propios, la generación de riqueza interna y de empleos, y la reducción de la dependencia energética externa.

A lo largo de los últimos 3 años se ha iniciado el despertar del mercado solar térmico en España, con crecimientos que, sin llegar a las cifras de Alemania, (más de 900.000 m 2 de colectores solares térmicos instalados en el año 2001), empiezan a ser muy significativos al superarse en el año 2002 los 70.000 m 2 instalados.

Los principales mecanismos que explican este despertar solar están ligados tanto al crecimiento del interés social por la protección del medio ambiente, como a una actitud mucho más activa por parte de las Administraciones -tanto ayuntamientos, como comunidades autónomas y administración central- que han abierto líneas de subvención mucho más generosas y que están introduciendo elementos de obligatoriedad solar dentro de las regulaciones de su competencia: las ordenanzas solares de los Ayuntamientos de Barcelona, Madrid, Burgos, etc., obligan a la instalación de sistemas de aprovechamiento solar para la producción del agua caliente en las nuevas edificaciones -y reformas integrales- de las ciudades en las que habitan más del 20 % de la población española (viviendas, hoteles, polideportivos, etc.) son los ejemplos más claros, ejemplo que ya están siguiendo ciudades como Pamplona, Zaragoza, Valladolid, Sevilla, Gijón, etc.

Las Ordenanzas Solares representan un buen ejemplo de situación en la que, con solar, ganamos todos; los usuarios se benefician del ahorro energético con una repercusión mínima en el coste total de la vivienda (<1 %), que además se puede financiar igual que el resto de la casa mediante una hipoteca y que, por lo tanto, se puede desgravar.

En VIESSMANN, empresa especializada en el ahorro energético y la protección del medio ambiente, ofrecemos nuestros productos y servicios –tanto para las aplicaciones de energía solar, como para el aprovechamiento eficiente de los combustibles convencionales- guiados por dos principios que entendemos básicos:

El sistema solar debe ser un elemento más de las instalaciones térmicas de los edificios y en ese sentido debe trabajar en sintonía con el resto de los equipos de confort térmico, buscando soluciones globales de ahorro energético y protección del medio ambiente.  El sistema solar debe integrarse armónicamente con las soluciones arquitectónicas adoptadas en el edificio de tal forma que sus propietarios además de beneficiarse del ahorro energético, se enorgullezcan de su contribución a la protección del medio ambiente a la vez que del aspecto de su edificio.

Calefacción eficiencia energética